Dom. Jul 14th, 2024

El sábado 25 de mayo Reconocido empresario hondureño Alan Edgardo Flores Rodil (81 años), director general de Grupo de floresuna reconocida empresa automotriz del país, perdió la vida en un trágico accidente aéreo en las montañas entre Yoro y Olancho, Honduras.

La aeronave, un avión turbohélice tipo C310 con matrícula HR-ABB, despegó del aeropuerto Juan Manuel Gálvez, en Roatán, Islas de la Bahíacon destino a Tegucigalpa, llevando como único ocupante al experimentado piloto y empresario.

A las 16.03, la aeronave se elevó hacia el cielo, alcanzando una latitud de 12.000 pies (de los 19.750 pies que tiene capacidad), en un vuelo que se convertiría en una tragedia.

La última comunicación por radio con el piloto se produjo en las proximidades del Parque Nacional La Murallaubicado en Olancho, a 10 millas náuticas de la posición de Vokas, a 36 millas náuticas del aeropuerto de Golosón, La Ceiba.

Saber

  • > El fatídico accidente aéreo será investigado por un equipo especial de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), ya que es la institución encargada de realizar este tipo de investigaciones.

Aunque el piloto no reportó problemas, a las 4:26 pm (23 minutos después) el Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (Ahac) recibió una señal de emergencia en la frecuencia 121.5, marcando el fatídico momento del accidente. Es decir, el empresario estuvo en el aire 23 minutos antes de notar problemas en su aeronave y reportar la emergencia.

Considerando que debía llegar a la capital a las 16:58 (el vuelo duraría 55 minutos), le quedaban 32 minutos de vuelo.

Luego de abandonar las Islas de la Bahía y cruzar el mar, el empresario sobrevoló La Ceiba, Atlántida, y se encontraba en el espacio aéreo entre Yoro y Olancho cuando ocurrió el accidente. Su ruta prevista incluía pasar por Comayagua y luego por Francisco Morazán, donde tenía previsto aterrizar en la pista del aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa.

La búsqueda

Luego de que la aeronave desapareció del radar a las 4:37 pm, su posición aproximada fue ubicada en las montañas entre Yoro y Olancho, utilizando las coordenadas (15°05’00.3”N y 86°52’00.1”W).

A las 16:46 horas la radiobaliza de emergencia de la aeronave emitió su señal, activándose tras el impacto. La noticia del accidente se difundió a las 18:00 horas, y a las 20:05 horas se inició una intensa búsqueda, informó el Ministro de Seguridad, Gustavo Sánchez.

Más de 20 policías y miembros de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) se trasladaron a la zona cercana a Ayapa, en el departamento de Yoro, para localizar la avioneta, pero enfrentaron dificultades debido a la topografía y la densa vegetación.

Luego de una caminata de aproximadamente cuatro horas, encontraron la licencia de piloto y el avión destrozado, en medio de varios árboles en un bosque de coníferas.

A las 21:00 horas, Grupo Flores emitió un comunicado a la espera de confirmar la identidad de la víctima.

“Pedimos a todos comprensión y respeto para la familia Flores en estos momentos de incertidumbre y preocupación. Es fundamental permitirles privacidad mientras las autoridades competentes realizan los trámites correspondientes”, señala el texto.

Hallazgo

Inicialmente se creyó que el empresario volaba acompañado de un capitán, ya que le habían aconsejado que no volara solo debido a su edad.

A las 23:26 horas se anunció el hallazgo de la aeronave cerca de la vereda Calabazas, en el municipio de Mangulile, en Olancho, con su único ocupante, Alan Flores, muerto. “Lamentamos informar que nuestros equipos de búsqueda localizaron la aeronave con su único tripulante fallecido. Se están haciendo las gestiones para su reconocimiento médico legal”, informó el ministro.

Autoridades policiales resguardaron el lugar durante las primeras horas de la mañana, a la espera de miembros de Medicina Forense para el levantamiento del cadáver.

Perfil

  • > Alan Flores lideró el Grupo Flores desde 1966, siendo fundamental en la distribución de las marcas Toyota, Lexus, Ford y Scania. Es notable su legado en el desarrollo empresarial, siguiendo los pasos de su padre, Valentín Flores, quien fundó “Garaje Flores” en 1923. Casado con Rosa Pavón, tuvo cuatro hijos: Aline, Evelyn, Rosibel y Alan.

personales de Aviación Civil También llegó para iniciar investigaciones sobre las causas del accidente, con especulaciones preliminares de que el clima adverso y la contaminación del aire pueden haber sido factores clave.

Ayer por la mañana, Grupo de flores Confirmó oficialmente el fallecimiento de Alan Edgardo Flores Rodil mediante un comunicado, expresando su solidaridad con familiares, colaboradores y amigos por la pérdida de su presidente ejecutivo.

Posteriormente, el cuerpo del empresario fue recuperado en las montañas de Yoro y trasladado a las instalaciones de Medicina Legal en Tegucigalpa alrededor de las 2:00 p.m.

Legado

LA PRENSA PREMIUM Conversó con personas cercanas al señor Alan Flores, quienes lo recuerdan como un hombre correcto, un empresario moderno y un entusiasta de la conducción y la aviación. “Murió haciendo de las suyas, lo que más satisfacciones le daba”, afirmó el historiador Juan Ramón Martínez, amigo y excolega rotario del reconocido empresario desde 1980.

Para Martínez, Alan Flores encarnaba la figura del empresario moderno: centrado en sus actividades principales, sin desviarse hacia negocios periféricos o relaciones políticas. Admiraba su actitud distante hacia la política y su discreción en la gestión de su éxito personal.

“Es un empresario hondureño formado en una universidad estadounidense que, si bien tuvo un éxito enorme, no lo desperdició en actividades extravagantes. “No se distrajo ramificando su negocio fuera del eje central de su actividad principal”, afirmó.

Martínez lamentó profundamente el fallecimiento del empresario y dijo que espera que sus hijos, familiares y otras personas puedan imitar su ejemplo de servicio a la patria con éxito empresarial y compromiso social.

Daniel Fortín, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), destacó la dedicación del señor Alan Flores a los sindicatos y su contribución al éxito empresarial en Honduras. “Don Alan, un empresario muy prestigioso que deja una pérdida irreparable en nuestra sociedad, una persona con mucha experiencia y que llevó a su empresa a altísimos éxitos. Un gran empresario”, afirmó en entrevista para este medio.

Alejandra Mejía, directora del Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), mencionó que lo recordará como un empresario visionario y ejemplar que ha dejado una huella imborrable en todos aquellos que tuvieron el privilegio de conocerlo y trabajar a su lado.

Cronología

  • > 16:03. El empresario parte en una avioneta desde el aeropuerto Juan Manuel Gálvez, en Roatán, Islas de la Bahía.
  • > 16:26. Aeronáutica Civil recibe una señal de emergencia, marcando el momento del accidente aéreo.
  • > 16:37. La aeronave desaparece del radar y las coordenadas la ubican posteriormente entre las montañas de Yoro.
  • > 23:26. Las autoridades policiales confirman el hallazgo de la aeronave y la muerte del único tripulante.

También el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) se sumó a las condolencias. “Siempre lo recordaremos como una persona apasionada, innovadora, generosa y comprometida con el desarrollo social y económico de Honduras. «Su espíritu emprendedor y su determinación han sido una inspiración para muchos y su ausencia se sentirá».

Don Alan estaba por cumplir 82 años el próximo 12 de junio y era originario de la capital. La familia Flores anunció la tarde de ayer que el velorio del empresario se realizará este lunes en la funeraria Auxiliadora Jardines de Paz Suyapa, a partir de las 11:00 horas. El martes habrá una misa de cadáveres presentes en la Basílica de Suyapa, también a las 11:00 horas, seguida del entierro en Jardines de Paz Suyapa.