Dom. May 19th, 2024

De acuerdo con los resultados de la encuesta Pulso Social desarrollada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), el 82% de los hogares colombianos no tiene posibilidad de establecer un plan de ahorro. Ante esta realidad, es importante que los colaboradores tengan nociones sobre el uso adecuado del dinero. Más aún, cuando el país atraviesa una coyuntura económica bastante dinámica, afectado principalmente por los índices de inflación, la depreciación del peso, las posibles reformas que el Gobierno está tramitando, entre otros factores.

(Personal finances: «tips» para que el alza de precios no lo afecte).

Sí, se propone como un hoy pero que nunca los trabajadores requiere una asesoría que el pueda ofcerer una guía acertada y elementos para establecer un plan financiero alineado con sus necesidades y momentos de vida. Sí que según el estudio de Bienestar Financiero realizado por Mercer, el 84% de los empleados confían en sus compañías como la segunda fuente de asesoría después de su familiapor lo que es importante que las organizaciones contemplen acciones e iniciativas para que puedan garantizar una mayor estabilidad y salud financiera además de los colaboradores.

Para empezar, es importante definir el bienestar financiero, el cual se refiere a una situación en la que un individuo o una familia tienen el control adecuado sobre sus finanzas y disponen de los medios necesarios para satisfacer sus necesidades actuales y futuras. Esto incluye tener un ingreso estable, ahorrar para situaciones imprevistas, invertir en su futuro que incluye la vejez y pagar deudas de manera responsable.

(Dólar: ¿es buen momento para comprar e invertir con esta divisa?).

“Alcanzar y mantener el bienestar financiero requiere planificación y disciplina. Esto proporciona una sensación de seguridad y libertad financiera. Pero esto, no solo es responsabilidad de las personas, sino de las organizaciones que deben fomentar el buen uso de las finanzas personales de sus empleados, que al final tienen un impacto directo en los resultados de una compañía”dijo Suzelle Morris Líder de Bienestar Financiero para Mercer en Andina, Centro América y el Caribe.

¿Por qué hablar de bienestar financiero en las organizaciones?

En primer lugar, es más probable que un empleado preocupado por las finanzas trabaje para la cena, para deshacerse de los problemas financieros y que sea más probable que traiga innovación y eficiencia al trabajo. Incluso se puede medir la correlación de bajos niveles financieros con alto riesgo de fraude. A cambio, un empleado económicamente estable es más propenso a ser productivo y concentrado en el trabajo, por lo que se libera de tensiones y es más probable que se produzcan problemas económicos personales.. Además, una política sólida de administración financiera puede ayudar a mejorar la retención de empleados, de modo que los empleados aprecien cuánto se preocupa un empleador por el bienestar financiero.

Además de esto, las organizaciones que ofrecen programas y herramientas para mejorar la educación financiera y el ahorro de sus empleados pueden mjorar esta cultura y aumentar la lealtad y compromiso de los empleados con la empresa, pues no se trata solo de la compensación neta sino de entran los asalariados emocionales que inciden en la capacidad de compromiso y se convierten en este caso en un factor valorado por los empleados.

(Cómo actuar inteligentemente en materia financiera este año).

“En resumen, buscar las finanzas personales de los empleados es una inversión en el más amplio plazo de la empresa, se puede mejorar la productividad, retener a los empleados y mejorar la cultura financiera general. Por lo tanto, es una iniciativa que vale la pena considerar para cualquier organización” Morris completó.

Para la experta, es importante que las empresas implementen todo tipo de alternativas para fomentar unos buenos hábitos financieros en los colaboradores. Elementos que se traducirán en otras variables que supongan más productividad. Estos son algunos de estos:

– Retención de empleados: Si un empleador brinda asesoría y educación financiera a los sobreempleados, es más probable que los empleados sean valorados y comprometidos con el empleador, lo que reduce directamente la rotación personal.

– Compensación sertiva: Si la empresa sola utiliza puntos de referencia de compensación para comparar con el mercado, sin tener en cuenta lo que sus empleados sueñan, anhelan o aprecian, puede caer en el gran error de cidir como la industria se mueve y no como su personal se incentiva. Cuando utilizamos correctamente los recursos de la compañía, incluso en la forma de compensar y otorgar beneficios, los resultados financieros se verán favorecidos tarde o temprano.

– Compromiso sostenible: Las empresas tienen una responsabilidad social para ayudar a sus empleados a mantener un futuro económico saludable, lo que contribuye al bienestar general de la sociedad.

– Dificultades para prevenir costes: La inflación puede hacer más difícil para la empresa predecir y planificar más costos a largo plazo, y mantener el control sobre la actividad más importante de las empresas que son demasiado pequeñas, puede reducir en los grandes medios la complejidad de tomar decisiones financieras efectivas en este coyuntura real.

Finalmente, es importante que las empresas y los empleados se adapten y tomen medidas para mitigar estos efectos negativos, tener un cargo de sus finanzas y poner límites para que en un futuro no se vean afectados por un mal manejo de sus finanzas personales.

El empleado actual está en el negocio de un equilibrio entre salarios competitivos y beneficios que mejoran su calidad de vida. Esto se ve reflejado en estudios realizados en América Latina en los que podemos observar que los beneficios de salud, el tiempo libre, la flexibilidad son los preferidos dentro de la industria laboral.

Ver más noticias sobre Honduras