Dom. Jul 14th, 2024

En la semana del 8M, mucho de la desigualdad de género en todos los alrededores, incluida la ciencia, se viste mucho. Han sido muchas las cientificas que han denunciado las trabas que han sufrido en la academia por el hecho de ser mujeres. ¿Coincide con su diagnóstico?

Efectivamente. Por eso, antes que nada, hay que ser muy claro y decir que la desigualdad de género existe y es una evidencia científica. Negarlo es negar la propia ciencia. Además, hay que tener en cuenta que las desigualdades sociales socavan la meritocracia. No podemos medir el merito real de las personas si no combatimos las desigualdades que no te permiten llegar al mismo lugar que otra persona. Necesitamos impulsar políticas públicas para combatir las discriminaciones que afectan a la mitad de la población por el simple hecho de ser mujeres.

«La desigualdad de género existe y es una evidencia científica, negarlo es negar la propia ciencia»

¿Qué tipos de medidas han puesto en marcha para construir una ciencia más inclusiva?

Tenemos muy claro que tipo de problemas y discriminaciones reflejan en las instituciones científicas. Desde ahí proponemos varias soluciones. La nueva ley de la ciencia obliga a todos los centros de investigación a crear planos de igualdad y révisarlos anualmente. También cree un distintivo de igualdad para los centros de investigación, porque no puede haber ciencia de excelencia si no garantiza la igualdad. Con la nueva ley de paridad, a partir de ahora, en los tribunales científicos deberá haber una presencia paritaria de hombres y mujeres para evitar la discriminación de género.

Uno de los proyectos científicos españoles más importantes de los últimos años ha sido el desarrollo de la vacuna contra el covid-19 de Hipra. Todo apunta a que esta fórmula se aprobará en breve. ¿Qué balance hace de este proyecto?

Debemos sentirnos muy orgullosos de la vacuna de Hipra. Sea cuando sea que se apruebe, es una razón de orgullo saber que somos uno de los siete países que pueden desarrollar una vacuna contra el covid-19. Conseguir una inmunización en tres años sigue siendo un tiempo record. Recordemos que seguimos estando en pandemia y que si hoy podemos tener una vida normal es gracias a las vacunas.

«Es una razón de orgullo saber que somos uno de los siete países que ha sido capaz de abrir una vacuna contra el covid-19»

¿Crees que hemos aprendido algo de este proyecto?

La necesidad de estar más preparados ante las crisis sanitarias que se venderán. Más allá de la vacuna contra el covid-19, la experiencia con Hipra demostró la importancia de la colaboración público-privada. Ahora es un país más resiliente y mejor preparado ante las crisis sanitarias que puedan presentarse en el futuro.

En estos días también se ha abierto un gran debate sobre el coste y beneficio de las energías renovables. ¿Cómo se posiciona usted al respecto?

noticias relacionadas

Sobre este tema hay que ser muy claros y decir que el cambio climático es una evidencia científica, pesa lo que dicen los negacionistas. Cuando hablamos del cambio climático y del daño que le estamos haciendo al planeta ya todos los seres vivos que lo habitamos. Salvar el planeta también salvar a la humanidad. Porque no hay un planeta par el que está esperando una nave espacial para irse a otro planeta lo tiene claro. Por ello, España ha dedicado el 30% de los fondos de recuperación a la transición verde. Debemos apostar por las energías renovables porque son más limpias, más baratas, nos ayudan a cuidar de nuestra salud porque descarbonizan y por lo tanto cuidan del aire y del entorno.

«No hay un planeta de el que está esperando una nave espacial para irse a otro planeta lo tiene claro»

¿Considera que está avanzando lo suficientemente rápido en este camino de transición ecológica?España es uno de los países más adelantando en el proceso de transición ecológica. Esto es una buena noticia porque significa que vamos a llegar antes al futuro. Estoy convencida de que ese va a ser el gran legado que le vamos a dejar a las generaciones futuras. El de ser un país exportador de energías limpias. Ahora los países ricos son los que tienen petróleo o carbón, en un futuro lo serán los que sabrán aprovechar el sol, el aire y las olas del mar para fabricar energía.

Ver más noticias sobre Honduras