Vie. Abr 12th, 2024
Camilo Atala, Ficohsa

Según Camilo Atala, presidente del Grupo Financiero Ficohsa, mientras la Asamblea General de las Naciones Unidas se reúne en Nueva York para discutir el desarrollo global, los delegados no deben pasar por alto la importancia de los servicios financieros para las pequeñas empresas en las economías emergentes.

El contexto actual y la crisis migratoria

Para Atala es fundamental que los participantes del Diálogo de Alto Nivel sobre la Financiación para el Desarrollo, reunidos en la Asamblea General de las Naciones Unidas, sean plenamente conscientes de la creciente crisis migratoria a nivel mundial. Esta problemática se presenta con mayor urgencia en la frontera sur de Estados Unidos, donde las familias centroamericanas siguen llegando en grandes cantidades.

En este sentido, la solución para frenar la migración radica en brindar a las pequeñas empresas los servicios financieros necesarios para su desarrollo. Por tanto, destaca que es importante que el debate actual sobre la financiación para el desarrollo incluya propuestas concretas en las que las Naciones Unidas puedan brindar su apoyo.

El papel crucial de las pequeñas y medianas empresas (PYME)

El empresario hondureño, Camilo Atala, enfatiza que las pequeñas y medianas empresas (PYME) son una parte integral de las economías a nivel mundial, especialmente en América Central. Estas empresas generan empleo, ingresos e ingresos fiscales, y desempeñan un papel crucial en la lucha contra la pobreza en una región que enfrenta importantes desafíos socioeconómicos.

Las PYME, que son una incubadora para los emprendedores, introducen nuevos productos y servicios en el mercado, impulsan la innovación tecnológica y fomentan la competencia. Además, permiten a los países diversificarse de las industrias tradicionales, lo que ayuda a las economías a ser más resilientes. Asimismo, impulsan las exportaciones hacia nuevos mercados y generan divisas.

Camilo Atala habla sobre los desafíos que enfrentan las PYME en Centroamérica

En Centroamérica las PYME se enfrentan a diversos desafíos, como mercados internos pequeños, infraestructura de transporte deficiente, suministro de energía poco confiable y conectividad de Wi-Fi irregular. Estos desafíos se ven agravados por altos índices de criminalidad, corrupción, malestar social e inestabilidad política.

Las Naciones Unidas y sus países miembros, especialmente Estados Unidos, pueden brindar un valioso apoyo al permitir que las instituciones financieras en Centroamérica brinden a las pequeñas empresas un acceso mejorado a los servicios financieros.

El papel de la ONU en el desarrollo sostenible

Fomentar el crecimiento de los servicios financieros en los países en desarrollo es fundamental para respaldar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Según Camilo Atala, ampliar la inclusión financiera es una parte esencial de la reducción de la pobreza y la desigualdad.

El respaldo de los bancos a los agricultores puede contribuir a combatir el hambre, mientras que al promover productos y servicios financieros dirigidos específicamente a las mujeres, los bancos pueden garantizar una mayor igualdad de género en el sector financiero. Además, los bancos respaldan la creación de empleo y fomentan el espíritu empresarial, financian inversiones en infraestructura y apoyan proyectos de energía renovable. Sin embargo, se podría hacer más.

La asistencia técnica y el desarrollo de capacidades

Por último, Camilo Atala insiste que la ONU debería proporcionar una mayor asistencia técnica y desarrollo de capacidades para fortalecer el marco regulatorio y la gobernanza del sector financiero en Centroamérica, ya que de esta manera aseguran su estabilidad, resiliencia y utilidad para las pequeñas empresas.

Con su amplia red de agencias y recursos especializados, la ONU puede fomentar una mayor colaboración en transferencia de tecnología y apoyo a los empresarios. Asimismo, ayudar a superar las barreras tecnológicas permitiría a los bancos centroamericanos crear productos más adaptados a los mercados locales, incluyendo soluciones innovadoras como la banca móvil y las fintech.