Vie. Dic 1st, 2023

X, antes Twitter, ha anunciado que cobrará 1 dólar al año a nuevos usuarios de la plataforma en Filipinas y Nueva Zelanda. El programa, llamado “Not A Bot” (no un robot, en inglés), tiene como objetivo reducir el número de bots (cuentas automatizadas) y limitar así “el spam y la manipulación” de la red social. El pago de esa suscripción simbólica anual “no está pensada para generar ganancias”, dice la compañía, sino porque las suscripciones “han demostrado ser la principal solución que funciona a escala” en contra del uso de bots.

La plataforma permitirá aún la creación de nuevas cuentas sin el pago de la suscripción, pero no podrán interactuar: ni publicar, ni dar me gusta, ni republicar. Las únicas opciones permitidas para las nuevas cuentas gratuitas serán de “solo lectura” y seguir cuentas. Los bots podrán, aparentemente, seguir usándose para hinchar las cifras de seguidores, pero ya no para difundir contenido.

Elon Musk, dueño de la plataforma, ha sondeado la opción de que todos los usuarios de X paguen por usar la red social. Hace unas semanas, en una entrevista con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que se planteaba cobrar “una pequeña mensualidad” a los usuarios existentes para eliminar los bots.

La decisión de X llega en unos días donde la desinformación inunda la red por el conflicto entre Israel y Hamás. Una de las medidas más promovidas por Musk para combatirla, las Notas de la Comunidad, ha anunciado también hoy que a partir de ahora las notas “requerirán fuentes” con enlaces. “No hemos requerido esto anteriormente, ya que algunas notas no necesitan fuentes”, explica el anuncio de la compañía. “Pero esos casos son menos comunes y creemos que el impacto general de este cambio será positivo”, añade.

Musk respondió a ese anuncio de su compañía recordando su particular cruzada contra los medios tradicionales: “Tendremos que vigilarlo. Lo que importa son los enlaces a fuentes de datos reales, no algún artículo de prensa tonto. Muchas organizaciones de medios ya no tienen modelo de negocio ni circulación significativa: simplemente existen como herramientas de propaganda para sus propietarios”, escribió en X.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.