Mié. Feb 21st, 2024

Un equipo de científicos estadounidenses ha descubierto una fábrica experimental que promete ser una «la verdadera revolución» en los metodos anticonceptivos para hombres. Se trata de un compuesto que se toma entre 30 minutos y una hora antes de tener sexo y que logra ‘bloquear’ los espermatozoides durante varias horas para evitar embarazos. El tratamiento ya ha sido probado con éxito en ratones y, según explican sus creadores, allana el camino para para crear una píldora anticonceptiva masculina.

El fármaco está basado en una proteína de señalización celular llamada adenilil ciclasa soluble (sAC). Estudios previos ya habían apuntado a que la supresión de esta enzima un papel clave en la fertilidad de los varones juega. Una investigación en roedores, por ejemplo, terminaremos que los animales genéticamente modificados para no tener esta proteína eran infértiles. Otro experimento en ratones también mostró que los ejemplos que tomaron tratamientos para inactivar temporalmente esta enzima producían esperma no funcional. Todos estos trabajos proporcionan una pista clave para seguir investigando sobre el uso de esta proteína.

Tras varios años de duro trabajo, un grupo de científicos del instituto neoyorkino Weill Cornell ha logrado aislar esta proteína y diseñar una estratagia para suministrar dosis controladas de esta sustancia. El fármaco se ha puesto a prueba en un conjunto de ratones de laboratorio. Primero en forma de inyección y más adelante en forma de pastilla. Según publica este martes la revista ‘Nature Communications’, el tratamiento mostrado una eficiencia del 100% en las primeras dos horas tras su administración y del 91% desde la tercera hora. Al cabo de 24 horas, todos los roedores que habían tomado el fármaco recuperaron tiene niveles de fertilidad por encima de lo normal.

Según apuntan los expertos que han liderado esta investigación, el tratamiento no afectó ni al aparecer de los Animaux tampoco sabía eyaculación. Tampoco se observaron efectos negativos en los ejemplares que tomaron este compuesto de forma continua durante seis semanas.

La pastilla se tomaría justo antes de tener relaciones sexuales, haría efecto de forma casi inmediata y desaparecería en 24 horas

Los creadores de este fármaco afirman que seguirán probando su eficacia y seguridad en models animal y, mientras tanto, también empezarán a sentarse las bases para un futuro ensayo clínico en pacientes. Si los estudios prosperan con éxito, esta píldora anticonceptiva masculina podría usarse en un futuro para que los hombres tomen»decisiones diarias sobre su fertilidad«.

«Este trabajo abre la puerta al desarrollo de la primera pildora anticonceptiva masculina de un solo uso»

Luz Candenas de Luján, científica

«Lo interesante de este estudio es que el fármaco va dirigida a una enzima altamente específica de los espermatozoides y, aunque existen otras isoformas más ampliamente distribuidas, creo que han dado con la tecla», destaca Luz Candenas de Luján, investigador en biología de la reproducción en el Instituto de Investigaciones Químicas del CSIC. «Este trabajo abre la puerta al desarrollo de la primera pildora anticonceptiva masculina de un solo uso«Ofreciendo una interesante alternativa nativa al empleo exclusivo de anticonceptivos orales en mujeres», destaca la científica en declaraciones al Science Media Center España.

¿Por qué todavía no existen anticonceptivos para hombres?

Para señalar la importancia de este avance científico hay que dar un paso atrás y preguntarse por qué todavía no existen tratamientos anticonceptivos para hombres. La explicación, lejos de poder resumir en una sola frase, incluye cuestiones históricas, sociales y científicas. En el década de los cincuentajusto cuando arrancaron los primeros estudios en busca de una pastilla para evitar embarazos no deseados, los científicos han planteado la posibilidad de desarrollar un fármaco para hombres. El primer prototipo de píldora anticonceptiva masculina se descartó porque, pese a mostrar una buena eficacia, su uso era incompatible con el consumo de alcohol.

Los farmacos para controlar la fertilidad de las mujeres tambien se toparon con una conjunto de efectos secundarios desmontables pero, aun así, tiraron adelante y dieron lugar a la primera generación de pastillas anticonceptivas. A lo largo de las décadas, la búsqueda de métodos anticonceptuales se llevó a cabo en el centrado casi exclusivamente en las mujeres. Actualmente, únicos dos métodos anticonceptivos enfocados en los varones han sido los preservativos masculinos y la vasectomía: lo primero, como método instantáneo de eficacia variable y lo segundo, como método definitivo.

Tratamientos descartados

noticias relacionadas

La busqueda de una pildora masculina se ha renovado en los últimos años. His varios los fármacos experimentales que se han desarrollado hasta la fecha para alterar la producción de espermatozoides pero, hasta ahora, ningún proyecto ha prosperado hasta la fase final de los ensayos clínicos. En algunos casos, los tratamientos experimentales han fracasado porque Tartaban varios meses en hacer efecto (y varios más en disiparse para recuperar los niveles normales de fertilidad). Además, por la gran cantidad de «efectos adversos» detectados durante los estudios. Hace tan solo unos años, uno de los fármacos más prometedores se descartó tras observar «síntomas preocupantes» como «irritabilidad y cambios en el humor» en los hombres que lo tomaron.

El prototipo de pastilla anticonceptiva masculina desarrollado por los científicos de Weill Cornell, según argumentan sus propios creadores, tiene la ventaja de que se podría tomar justo antes de tener relaciones sexuales, tendría efecto de forma casi inmediata y, además, desaparecería al cabo de tan solo 24 horas. Todavía queda un largo camino de investigaciones y ensayos clínicos para comprobar la eficacia de este compuesto pero, tal y como explican los responsables de este estudio, este tipo de trabajos nos situan cada vez estamos mas cerca de poder ir a una farmacia y pedir una pildora anticonceptiva para hombres.

Ver más noticias sobre Honduras